Home Creación GENESIS 1:27 : La Biblia vs. Plaza Sésamo

GENESIS 1:27 : La Biblia vs. Plaza Sésamo

0
1133
image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

«Hombre y mujer los creó» (Genesis 1:27).

Hemos aprendido que la Torá nos muestra a la humanidad dividida en dos géneros o «razas»: hombre y mujer.   Explicamos que para la Torá, las diferencias entre hombre y mujer no se expresan solo en el tema de sexualidad sino también en lo emocional y mental. Hombre y mujer son compañía y complemento.  Y para que esto sea posible, para que se necesiten, se atraigan y se complementen, el hombre y la mujer fueron diseñados por el Creador DELIBERADAMENTE diferentes; en dos actos de creación, y a partir de dos materias primas distintas.

Ahora bien ¿Por qué hace falta enfatizar algo que es tan obvio?

Porque en nuestros días nos enfrentamos con una cultura que NO cree en estos principios. Esta cultura liberal se manifiesta en muchos campos, como por ejemplo, evolucionismo, o crítica bíblica. Pero es en el área social donde el “liberalismo” hace su mayor impacto e inversión.  Y una de las areas donde el liberalismo llega más profundo es en el area de la sexualidad o política de género. El liberalismo ha cambiado la forma de pensar de la mayoría de la gente acerca de este tema.

Algunos ejemplos:

1. La sexualidad de un individuo dejó de ser, como lo fue por siglos, un tema privado. Ahora debe ser un tema público que hay que «sacar del closet».

2. La preferencia sexual debe ser la base de la identidad del individuo.

3. Hace falta una nueva percepción de lo sexual, una visión liberada que no solo tolere sino que convalide (¡y celebre!) todo tipo de experiencias sexuales.

4. Cualquier intento de juicio moral en el area sexual, especialmente si se expresan limitaciones de origen religioso, debe ser condenado y declarado primitivo, opresivo, traumatizante y discriminatorio.

5. Para el liberalismo, la educación sexual debe ser impartida desde una temprana edad, y no puede ser dejada en manos de los padres, «que de esto no entienden nada». En Estados Unidos este tema se puede ver en la educación sexual liberal que los niños reciben en las escuelas públicas desde una tempranísima edad. Y por supuesto este tema es muy visible en los medios de comunicación, especialmente en los programas para niños.   Veamos. Hay temas que son muy simples. Por ejemplo si SOY hombre o mujer,  que en el 100% de los casos se determina por nuestra carga genética (X / Y) en el 99.9 de los casos se define de acuerdo a nuestra anatomía.  La cultura liberal sin embargo trata de redefinir este tema. Quiere que los niños y niñas «que no tienen ningún trastorno de género» (algo que es muy poco común…) se enfrenten a preguntas de «identidad sexual» desde una muy temprana edad. Mucho antes de su pubertad, niños y niñas deben ponerse a pensar, por ejemplo, si realmente «se sienten» que son varones o mujeres, mas allá de su anatomía. Y luego la pregunta subliminal más importante (y perjudicial!) :¿Si por el hecho de ser anatomicamente varón tengo que comportarme como varón, o es mejor que también aprenda a comportarme como mujer?

Estas preguntas, totalmente innecesarias (y posiblemente traumáticas) para niños pequeños y absolutamente cargadas de elementos políticos de la cultura liberal son IMPUESTAS A LA FUERZA en la mente de los más pequeños como un adoctrinamiento «liberal».

Voy a mostrarles un solo ejemplo que creo dejará en claro todo lo anterior.

El 23 de Julio de 2016 el show «educativo”,  Sesame Street  [Plaza Sésamo], que está dirigido a niños de entre 3 y 5 años, presentó su episodio: «Dress-Up Me Club” [“Juguemos a vestirnos”]

 Este es el trailer del episodio que se supone que intenta enseñar la letra «D” y donde casi no se llega a apreciar la sofisticada trama del mismo.

Y ahora quiero presentarles como describió el contenido y el mensaje de este episodio la revista TV-GUIDE, que tal como HBO, también representa a la cultura antireligiosa y ultra liberal  (ver artículo completo en ingles aquí).

“Cuando se trata de jugar, las niñas deben usar rosa y vestir como princesas y los niños guerreros y espadachines. Esta ha sido la sabiduría convencional desde hace mucho tiempo. [Pero esto está cambiando] a partir del año pasado, por ejemplo, cuando negocios minoristas como Target y Toys R Us empezaron a eliminar los juguetes etiquetados “para niños» o “para niñas». Gracias a las [demandas] de padres progresistas [=activistas liberales.YB] que han exigido que el marketing de juguete anime a las niñas a construir [Lego], o las impulse a que se transformen en heroes y que salven el mundo; y que evite que los varones desarrollen una mentalidad machista unidimensional. Ahora, cada vez más los niños entienden que está bien jugar como quieran [es decir: varones como si fueran mujeres o mujeres como si fueran varones].

El nuevo episodio de [Sesame Street] nos presenta a Abby [una niña] jugando con amigos incluyendo a Elmo … todos participan de  “Juguemos a vestirnos”.  La diversión es igual para todos, hasta el momento que vemos los trajes etiquetados por género “Niños” o “Niñas”… aquí podemos sentir como las limitaciones llegan… [En el episodio «Dress-Up Me Club”] las niñas aprenden que pueden vestirse como quieran. Eso quiere decir que también pueden vestirse como niños y que eso no está mal. Y los niños pueden vestirse como niñas, jugar con muñecas, jugar a tomar el té o practicar el ballet.

Es muy triste que el mensaje maravilloso [sic.] de este programa sea aún necesario en 2016, pero aquí estamos como una sociedad: no importa como te vistas [como hombre o como mujer]. Cualquier persona puede actuar de cualquier manera que lo haga sentirse cómodos, y pueden crecer para ser lo que quieran [es decir: para que un hombre sea mujer o una mujer sea hombre]. Aunque Sesame Street esta dirigido claramente para los niños, este es un episodio que algunos adultos podrían beneficiarse de ver también.”

Com el lector puede ver, TV Guide sí entendió que este episodio no es para enseñar la letra «D».  La cultura mediática liberal no tiene escrúpulos en adoctrinar subliminalmente a niños aunque estos tengan solo 3 años. ¿La meta edcuativa final?  Eliminar, o por lo menos minimizar, las diferencias entre hombres y mujeres y crear una humanidad “gender neutral” esto es: “un estado intermedio y fluctuantee entre hombres y mujeres, un estado en el que se es ambos o ninguno, con la posibilidad  de cambiar de género, o asumir una categoría del todo independiente de lo masculino y lo femenino.” (adaptado de Wikipedia).

En otras palabras, para la cultura liberal transmitir la idea de “gender neutral” es fundamental porque le aporta la herramienta moral para «cancelar» la moralidad bíblica, justificar cualquier conducta sexual y condenar a cualquiera que se atreva a criticarla.

La cultura liberal es invasiva.  Y parte de su misión consiste en reclutar a los seres más vulnerables: nuestros hijos.

Este episodio es quizás el mas explícito sobre este delicadísimo tema.