¿Recuerdas el huracán Sandy?

0
127
image_pdfVer en PDFimage_printImprimir

Sí, lo recuerdo (El huracán Sandy azotó la ciudad de Nueva York en 2012. Mas de 200 personas murieron. Cientos de miles  de casas quedaron destruidas, etc.). Pero tengo que hacer un gran esfuerzo mental para recordar los detalles:  la escasez de combustible, la falta de energía eléctrica y nuestros temores colectivos sobre la escasez de alimentos. Entonces nos pareció que el mundo estaba llegando a su fin…. Hoy, BH seguimos nuestras vidas, y es como si el huracán Sandy nunca hubiera sucedido.

Lo único que recuerdo con mucha claridad de ese momento son las profundas palabras que un buen amigo mío, un oftalmólogo, compartió conmigo. Después de sufrir la destrucción de su consultorio médico por la terrible tormenta, dijo que «las tragedias pueden traer lo peor de nosotros o lo mejor de nosotros». Mencionó que algunos de sus colegas se aprovecharon de Sandy para tratar de «robarle» algunos de sus pacientes. Sin embargo, otros colegas le ofrecieron el uso de sus propios consultorios médicos para que pudiera seguir tratando a sus pacientes.

El COVID-19 parece ser mucho más severo que Sandy. Pero esta tragedia también puede sacar lo mejor o lo peor de nosotros.

Si respondemos con este mensaje en mente, este puede ser un momento para que cada uno de nosotros reaccione de manera generosa y amable. Esforzarnos y hacer algo útil y productivo para aquellos que están sufriendo más  y actuar con altruismo y compasión. ¡Imagínense cómo se verían nuestras comunidades si cada uno de nosotros cuidaramos a los demás de la manera en que nos hemos estado cuidando a nosotros mismos y a nuestras familias!

Be’ezrat HaShem ha que recordar que «ESTO TAMBIEN YA PASARÁ», pero nuestras acciones de hoy definirán la forma en que recordaremos estos días mañana.

Agradezcamos a HaShem por los aspectos positivos de esta difícil tragedia. Si usted es padre o abuelo, agradezca que este virus, para el cual aún no hay vacuna,  gracias a Dios no está afectando a los niños en gran medida. Nos volveríamos locos solo de pensar lo vulnerable que son nuestros niños y lo difícil que sería mantenerlos alejados unos de otros, etc. 

Sobre todo recemos a HaShem con especial intensidad y pidiéndole sinceramente por el bienestar de los demás. 

Con nuestras Tefilot por Refuah Shlema para todos –

Yosef Bitton

MENSAJE PERSONAL PARA LIDERES COMUNITARIOS JUDIOS DE HISPANOAMERICA

Aquí en NY estamos casi como en Europa. Creo que ya todas las escuelas judías están cerradas y en estos precisos momentos los rabinos estamos reunidos debatiendo qué hacer pasado mañana, Shabbat. Tenemos que tomar decisiones muy difíciles: pedirle a la gente que NO venga a la Sinagoga; ofrecerles a los que dicen Kaddish que nos pasen los nombres de sus seres queridos fallecidos y asegurarles que lo recitaremos por ellos en un pequeño Minyan; cancelar las celebraciones de Bar Mitzvah, etc., nuevas instrucciones para el Mikve, etc.

Es verdad que hay que guardar la calma, no sembrar el pánico y hay que tener EMUNA. Pero también hay que ejercer el liderazgo comunitario, Y APRENDER DE LAS EXPERIENCIAS DE LOS DEMAS PARA ANTICIPAR. B’H aquí no han habido víctimas fatales y el sistema de salud esta funcionado por ahora relativamente bien.  Pero en la ciudad de Great Neck ya hay 11 casos confirmados. Y creo  que si hubiéramos hecho lo que hicieron las comunidades judías de Italia, limitar la actividad comunitaria una o dos semanas atrás, quizás hoy tendríamos menos casos.

Si están a tiempo NO ESPEREN A QUE APAREZCAN LOS PRIMEROS CASOS: ¡Anticipen! Lean lo que hacen las comunidades en Israel y en EEUU y prepárense para el invierno.  

Termino estas breves lineas con una información muy importante donde se ve que los países que más éxito han tenido en contener el contagio han sido Honk Kong y Singapur, que han mantenido los mas estrictos limites. Me imagino que lo mismo ocurre con las comunidades. 

Con mis mejores deseos de Refua Shelema y Arijut Yamim para todos! 

Yosef Bitton