La Shoah, Pfizer, y la vacuna que salva millones de vidas en Israel

0
76
image_pdfVer en PDFimage_printImprimir
LA FAMILIA BOURLA
“Bourla” (también se escribe “Burla”) es el apellido de una famosa familia Sefaradí originaria de España. Luego de la expulsión en 1492 encontramos a esta familia en Salónica, Grecia,  y en Esmirna, Turquía. Con el tiempo, parte de la familia Bourla emigró a Erets Israel, donde vivieron durante siglos. Algunos ejemplos:
El rabino Israel Burla (fallecido en 1798) fue uno de los principales eruditos de Jerusalem en esos tiempos. Famoso por su misión en Europa para conseguir la ayuda de judíos europeos en beneficio de Jerusalem mediante la creación de un impuesto voluntario especial. Entre sus libros se encuentran “Mekor Yisrael”.  Su hijo fue el rabino Yehuda Burla, autor de Nachalat Yehudá. El hijo de Yehudá fue el célebre Yosef Nissim Burla (1828-1903) que participó en la construcción y se instaló en Mishkenot Shaannim, el primer barrio judío fuera de los muros de Jerusalem. Fue el autor de Leqet Yosef, una colección de Halajot ordenadas alfabéticamente; Va-Yeshev Yosef, Responsa Rabínica; Od Yosef Jai, Olat Shabat y otras. Yehoshua ben Bejor Burla (1852–1939), fue un encuadernador de oficio, y estaba a cargo de las tumbas de Rajel en Bet Lejem y de Shimon ha-Tsadiq en Jerusalem. Él fue el padre de uno de los escritores israelíes más famosos, Yehudá Burla (1886 – 1969), quien escribió sobre la historia y la cultura sefardí y especialmente sobre Yehudá Halevi. Yehudá Burla fue galardonado con el PRAS ISRAEl (Premio Israel), el premio más prestigioso otorgado por el Estado de Israel.
SALONIKA y AUSCHWITZ
Ayer mencioné que Salónica era probablemente la comunidad Sefaradí más grande a principios del siglo XX (ver aquí). Después del incendio de 1917, la población judía disminuyó. Muchos judíos abandonaron la ciudad y, afortunadamente, muchos de ellos emigraron a Israel. Al comienzo de la Segunda Guerra Mundial había aproximadamente 60.000 judíos en Salónica. Cuando los nazis llegaron a Salónica, se produjeron muchos acontecimientos trágicos: un posible acto de traición por parte de un miembro destacado de la comunidad (de cualquier manera, no es fácil juzgar lo que realmente sucedió en esos tiempos desde nuestra perspectiva posterior al Holocausto, así que mejor lo dejamos allí…). Los judíos de Salónica, prácticamente toda la comunidad, fueron deportados a los campos de concentración en marzo de 1943. La familia Bourla y todos sus hijos e hijas también abordaron los terribles vagones de ganado que llevaban a Auschwitz. El 95 por ciento de los judíos en Salónica, 54.000 judíos, fueron asesinados en Auschwitz-Birkenau, o murieron durante la terrible “Marcha de la Muerte” de enero a mayo de 1945 (ver más aquí). Un miembro de la familia Bourla sobrevivió el infierno. Se casó con una mujer sobreviviente del Holocausto, y en 1961 tuvieron un hijo, su único hijo, Israel Abraham Bourla, también conocido como Albert Bourla.
ALBERT BOURLA
Albert creció y se educó en Salónica. Recibió su doctorado en biotecnología reproductiva de la Escuela de Veterinaria de la Universidad Aristóteles de Salónica. A los 34 años abandonó Grecia. En 1993 se incorporó a Pfizer en EEUU. Ocupó muchos puestos importantes y en enero de 2016 se desempeñó como presidente del Innovative Health Group de la empresa. Al comenzar el 2020 Bourla comenzó a desempeñarse como CEO de Pfizer. En 2020, a la luz del brote global de COVID19, Bourla ordenó a los equipos de Pfizer que actuaran de manera agresiva para desarrollar una vacuna contra el coronavirus. En noviembre de 2020, la compañía Pfizer declaró que la vacuna que desarrollaron era efectiva en el 95% de los casos.
COVID19 y LA SHOAH
Simon Griver escribe en «Globes» (4 de enero de 2021): “No hay ningún misterio en cuanto a cómo Israel ya ha logrado vacunar a más de 1 millón de personas: en poco más de dos semanas, el 13,5% de la población, incluido el 52% de las personas mayores de 60 años estarán vacunados. Las  organizaciones israelíes de mantenimiento de la salud son eficientes, altamente digitalizadas y se han movilizado con enorme eficacia. Lo que no está claro es cómo Israel recibió tantas dosis de la vacuna Pfizer tan rápidamente… Israel había ordenado millones de dosis de la vacuna Moderna y AstraZeneca, pero no había ordenado ninguna dosis de la vacuna Pfizer.  El 18 de noviembre de 2020, Pfizer anunció que su vacuna tenía una efectividad del 95% contra Covid-19. Los altos funcionarios de salud de Israel se avergonzaron porque el país había apostado por el caballo  equivocado. Entonces, el primer ministro Benjamin Netanyahu habló de inmediato  con el CEO de Pfizer, Albert Bourla. Fue la primera de varias llamadas. Y en última instancia Israel recibió de cuatro a cinco millones de dosis de la mejor vacuna del mundo en existencia antes de finalizar el 2020: suficiente para vacunar y salvar la vida de al menos dos millones de personas”.
Es triste pensar cuántos millones de futuros y potenciales «Albert Bourla»s  se perdieron en la Shoah. Pero, por otro lado, es todo un milagro cómo los sobrevivientes del Holocausto se levantaron del polvo y de las cenizas, y por sí mismos o a través de  sus descendientes, salvan la vida de sus hermanos y hermanas en Erets Israel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here