Las diferencias entre Sefaradim y Ashkenazim en Janucá

No hay diferencias significativas entre la tradición de los judíos Sefaradim y Ashkenazim respecto a las costumbres relacionadas con Janucá. Hay solamente algunas variaciones menores.
Algunas ilustraciones:
¿DONDE SE COLOCA LA JANUKIA?
En muchas familias Sefardíes se sigue la costumbre original de encender las velas afuera de la casa, del lado opuesto a la Mezuzá (como se ve en la foto arriba). En muchos hogares Ashkenazim, la costumbre es encender la Janukiá dentro de la casa, cerca de una ventana, para que se pueda ver desde afuera.
¿CUÁNTAS JANUKIOT ENCENDEMOS?
En muchas comunidades Ashkenazim la costumbre es que cada miembro de la familia enciende su propia Janukiá, incluso los niños pequeños una vez que son mayores de 6 años encienden su propia Janukiá.
En las comunidades Sefaradíes, sin embargo, se acostumbra a encender una sola Janukiá por familia ( מצוות איש וביתו).
Algo similar ocurre con respecto a las velas de Shabbat: mientras que según la tradición Sefaradí sólo la madre enciende las velas de Shabbat, de acuerdo a la tradición Ashkenazí, cada una de las hijas enciende sus propias velas de Shabbat.
¿LEHADLIQ NER JANUCÁ o NER SHEL JANUCÁ?
De acuerdo a la tradición Ashkenazi se dice en la Berajá: “lehadliq ner SHEL Janucá”, (….encender la vela de Janucá). Mientras que los Sefaradim dicen, siguiendo lo que indica el Shulján ‘aruj: “lehadliq ner Janucá”, omitiendo la palabra “SHEL”. Es interesante destacar que no existe una diferencia gramatical ni semántica entre estas dos versiones: no se puede decir que una versión es correcta y la otra no. En realidad la versión original de esta berajá (según Maimónides, MT Janucá 3:4) es “lehadliq ner SHEL Janucá” , similar a “leahdliq ner SHEL Shabbat”. La tradición Sefaradí y el Shulján ‘aruj, que generalmente sigue a Maimónides, se basa en este caso excepcional en la opinión de los Mequbalim (rabinos estudiosos de la Kabbalá, como el Ari haQadosh z”l, y creo que esta es la razón por la cual los Jasidim de Jabad también dicen “ner Janucá” y omiten la palabra SHEL). Algunos Sefaradim, por ejemplo los de las comunidad Hispano-Portuguesa de Inglaterra (que interrumpieron la práctica de costumbres relacionadas con la Kabbalá luego de lo sucedido con Shabbetai Zeví) y algunos antiguos Siddurim Sefaradim como Tefilat haJódesh o Bené Tsion, conservan la versión de Maimonides que incluye la palabra “shel”.
TRADICIONES
Jugar al sebibón (dreidel o perinola) es una costumbre Ashkenazí que los Sefaradim no practicaron. Al igual que Janucá Gelt (monedas o regalos para los niños).
LA FUNCIÓN DEL SHAMASH
De acuerdo a la costumbre Ashkenazí la vela auxiliar o shamash se enciende en primer lugar. Así, luego de decir la berajá uno enciende el resto de las velas con el Shamash, y al finalizar el encendido uno deposita el Shamash en su lugar.
La tradición Sefaradí es encender todas las velas con un fósforo o una velita adicional, y al final se enciende el shamash.
En la tradición Ashkenazí, entonces, el shamash se usa también para encender las velas mientras que en la tradición Sefardí, no; ya que la razón principal por la cual se enciende el shamash es para evitar tener un beneficio de la luz de las velas de Janucá (lo cual está prohibido), en caso que involuntariamente usemos la luz de la Janukiá.
Otro motivo práctico por el cual los Sefaradim no usamos el shamash para encender las velas es que generalmente encendemos las velas de Janucá con aceite, y no con velas de parafina. Y obviamente, con una vela de aceite, no se puede encender otras velas