SHEBA BERAJOT: Los siete días de celebración

SHEBA BERAJOT: Los siete días de celebración

0 3697
Es un gran Mitsvá alegrar al novio y a la novia (לשמח חתן וכלה). Esta Mitsvá es cumplida cuando estamos presentes en su boda y bailamos con ellos o frente a ellos o cuando los elogiamos y felicitamos.
Esta Mitsvá se cumple durante el día de la boda y también durante los siete días siguientes a la boda, conocidos en hebreo como shib’at yemé hamishté.
A continuación presentamos algunos ejemplos de las leyes y costumbres de estos siete días. :
1. La novia y el novio deben evitar trabajar durante la semana después de su boda. Esta no es la misma prohibición que existe de trabajar en Shabbat o en días festivos (Yom Tob). Más bien, la pareja debe evitar las actividades para evitar distraerse de su regocijo. Sin embargo, hay algunas excepciones en las que se permite a la pareja, o a uno de ellos, llevar a cabo determinadas tareas incluso durante los siete días de celebración. Por ejemplo, un negocio que sólo se puede realizar durante un tiempo limitado, o que si no se realiza acarreará pérdidas (דבר האבד), un servicio público, obras comunitarias, etc.
2. Durante estos días la novia y el novio deben usar ropa de fiesta y celebrar con comidas festivas. Es una costumbre muy antigua que los familiares y amigos de los novios preparan las comidas para la pareja. Y en los tiempos del Talmud, las familias y amigos de los novios venían (con la comida) a celebrar en la casa de la nueva pareja (bet jatanim) durante estos siete días.
3. Durante esta semana, la pareja no está obligada formalmente a realizar de cada comida una celebración, sino que se les permite también comer comidas normales donde sólo ellos participan. Sin embargo, cuando la pareja asiste a, o celebra una comida festiva en su honor que satisface ciertas condiciones (como explicaremos más adelante), entonces se deben recitar los Sheba’ Berajot, las siete bendiciones para alegrar y bendecir a la novia y el novio, al final de Bircat Hamazón (la oración que se recita después de una comida con pan).
4. Las siete bendiciones se recitan sólo si se cumplen las siguientes condiciones:
a. Deben haber diez varones adultos presentes (el novio se cuenta como uno de ellos).
b. La comida festiva tiene que tener lugar en la residencia de la nueva pareja  (bet jatanim).
c. Debe haber al menos dos nuevos invitados (panim jadashot), que no participaron en la boda o de un sheba’ berajot.
Si no se cumple una de estas 3 condiciones, entonces si por lo menos tres hombres adultos participan de la comida festiva, se recitará bore peri hagefen y la barajá asher bará.
En muchas comunidades Sefaradies de la diáspora, las siete Berajot  se recitan aun cuando la comida se haga fuera de la casa de los novios (se debe consultar sobre este tema al rabino de la comunidad). Las otras dos condiciones, nuevos invitados y minyan, son idénticas para todas las comunidades Sefaradim.
La costumbre Ashkenazi también permite recitar los sheba berajot incluso cuando la comida no tiene lugar en la residencia de los novios y alcanza con que haya un sólo nuevo invitado (Rab Knohl), no dos.
5. Cuando se recitan las Sheba Berajot, la costumbre es tener dos copas de vino: sobre la primera copa se recitará el Birkat Hamazón y al final de las Sheba Berajot , la misma persona que recitó el Birkat hamazon dirá sobre esta copa “boré perí hagefen”. Sobre la segunda copa de vino, se dicen las otras seis Berajot. Al final, el vino de las dos copas se debe mezclar y se le da de probar de este vino a la novia y al novio. Cuando solamente se recita la berakha asher bará , la costumbre es decir primero boré perí hagefen y luego asher bará.

ARTÍCULOS SIMILARES