El anillo

0
2898

Anteriormente, hemos explicado que la boda judía consiste en dos pasos: Quiddushín y Hupa, que hoy se integran en una sola ceremonia.

Comenzaremos por describir el Quiddushín.

EL RABINO: Pueden haber muchos rabinos invitados a participar de la boda, pero la novia y el novio deben designar a un rabino para ser el mesadder Quiddushín, es decir, el rabino que presidirá la ceremonia. Este rabino será responsable del orden de la boda y de todos los aspectos legales de la boda. Entre otras cosas: 1. la verificación, previa a la boda, de la judeidad de la novia y del novio. 2. La preparación y la escritura de la Ketuba. 3. La asignación o la aprobación de los testigos (esto se explicará más adelante). etc. El rabino mesadder Quiddushín recita las dos primeras bendiciones, conocidas como “birkat irusin”.

BIRKAT IRUSIN: Mientras el Rabino sostiene una copa de vino en la mano dice: “Bore Peri Hagefen” (Bendito eres Tú, HaShem, el Creador del producto de la viña). La principal mitsva de la ceremonia de la boda judía es la “alegría”, es decir, alegrar al novio y a la novia. El vino (en moderación) representa la alegría, como dice en Tehilim (Salmos 104) “y el vino torna el corazón del hombre feliz”. La segundo berajá dice: ….meqaddesh amo Israel ‘al yede jupá beQuiddushín. “Bendito eres Tú HaShem, nuestro Dios, que nos consagró con sus mandamientos … y nos santificó con la jupá y con los Quiddushín”. Esta es una bendición por la cual alabamos a HaShem por haber establecido en Su Torá la institución del matrimonio , en aras de la preservación de nuestra moralidad y la santidad de la familia judía.

Después de recitar estas dos bendiciones, el rabino bebe un poco del vino, y le da la copa de vino al novio. Después de que el novio bebe el vino, el rabino le da la copa de vino a la madre de la novia para que ella le dé de beber a su hija. Una de las razones por las cuales la madre, y no el novio, es quien le alcanza la copa de vino a la novia, es que todavía, en el momento del Quiddushín, la novia es más “la hija de sus padres” que “la esposa de su marido “.

EL ANILLO: Una vez que el rabino que preside la boda pronuncia las dos primeras bendiciones, se lleva a cabo la ceremonia de Quiddushín, la consagración de la novia por medio de un qinyan, un proceso legal por el cual la novia se consagra al novio oficialmente. Técnicamente, este qinyan podía hacerse de diferentes maneras. Por ejemplo,  el novio le podía dar a la novia un documento (shetar) en el que declara su intención de casarse con ella de acuerdo a la Ley judía. Alternativamente, el novio podia ofrecer a la novia un regalo de un valor mínimo. Sin embargo, en la mayoría de las comunidades, la costumbre en nuestros días es que el Quiddushín se realiza dando un anillo, él anillo de matrimonio o alianza, a la novia (como ya lo explicamos, hasta donde yo sé, la única excepción a esta regla es la comunidad judía siria de Nueva York, donde los Quiddushín se hacen con una moneda de plata en lugar de un anillo).

El anillo que se utilizará en el Quiddushín debe ser liso y sin ninguna piedra o accesorios, y tiene que pertenecer al novio. Esta es la razón por la cual el rabino normalmente le pregunta al novio  a quien le pertenece el anillo, asegurándose de que el anillo sea del novio, y aún no se lo ha regalado a su novia, por ejemplo.

Durante la ceremonia del casamiento judío no hay un intercambio de anillos entre la novia y el novio. Es sólo el novio quien le da un anillo a la novia. El novio consagra a la novia como su mujer, y la novia se consagra al novio como su esposa. El intercambio de anillos en la ceremonia sería una imitación de una ceremonia gentil. En muchas comunidades, sin embargo, se acepta que el novio se ponga su anillo, si así lo desea, antes de que comience la Jupá o después de la misma.