Entendiendo Sefirat haOmer

0
2534

En los días del Bet haMiqdash  (Templo de Jerusalén), la noche del 16 de Nisán, el segundo día de Pesaj, los representantes de la Corte judía (shelujé Bet Din) seleccionaban tallos frescos de cebada, los cortaban, tostaban los granos y los molían en harina fina. Esa harina, preparada de una manera especial, se ofrecía en el altar del Templo por la mañana . El Cohen presentaba para esta ofrenda la cantidad de un ‘omer de harina de cebada. Después de la presentación de esta ofrenda, estaba permitido consumir los granos de la nueva cosecha (Tebuá Jadashá o Jadash). “Omer” es una unidad de medida bíblica (volumen,  aproximadamente un galón o cuatro litros). “Omer”, por extensión, se convirtió en el nombre de esa ofrenda (מנחת העומר).

La ofrenda del Omer en el comienzo de Pésaj también inicia un período de siete semanas, o cuarenta y nueve días desde Pésaj hasta la fiesta de Shabu’ot (Lev. 23: 15-16).

Sefirat Ha’omer entonces es la mitsvá de contar estos 49 días. Así, la fiesta de Pésaj, que celebra nuestra libertad física y política, está conectada con Shabu’ot, cuando alcanzamos nuestra libertad mental y espiritual al recibir la Torá de HaShem.

El libro Shibole haLeqet explica la relación entre Pésaj, Shabu’ot y Sefirat Ha’omer de la siguiente manera: Una vez que el pueblo judío salió de Egipto, Moshé les reveló que en cincuenta días recibirán la Tora. Los Yehudim estaban tan ansiosos por recibir la Tora que se prepararon contando los días que faltaban, ávidos de que llegue el gran evento.

En cierto sentido, este período de 49 días es también una especie de un largo Jol-HaMoed, una extensión de Pésaj hasta a Shabu’ot. Nuestros Rabinos explicaron que a diferencia de la libertad física, la libertad mental no sucede instantáneamente. Se trata más bien, de un largo proceso de de-programación. En el caso del pueblo de Israel este proceso consistió, entre otras cosas, en deshacerse de todos los hábitos de la mentalidad de esclavos, asumir responsabilidades y aprender a hacerse cargo de sus propias vidas. También tuvieron que reconocer y dejar atrás las prácticas paganas e inmorales de la sociedad idólatra egipcia, que obviamente eran incompatibles con los valores de nuestra Torá.  En Pésaj salimos de Egipto, pero ahora teníamos que sacar a Egipto de nuestro sistema en preparación para recibir la Tora y establecer una alianza (berit) con HaShem en el Monte Sinaí.

La cuenta del Omer se lleva a cabo durante la noche y es precedida por la bendición: … asher qiddeshanu bemitsvotav vetsivanu ‘al sefirat Ha’omer. Luego se procede a contar los días y las semanas. Hoy, por ejemplo, es el noveno día del omer, que es: una semana y dos días a partir del ‘omer.