HARAMBAM: La dieta de Maimónides

0
2674
Maimónides comienza el cuatro capítulo de Hiljot De’ot explicando la obligación religiosa de mantenernos sanos

4:1 “… El mantenimiento de un cuerpo sano y fuerte es uno de los caminos [que nos conducen] a Dios … hay que evitar aquello que daña el cuerpo y acostumbrarse a lo que es saludable y ayuda a que el cuerpo se vuelva más fuerte “.

El mantenimiento de una buena salud requiere mantenernos lejos de los malos hábitos. La primera área que Maimónides menciona tiene que ver con nuestros hábitos alimenticios.

Maimónides nos enseña las ventajas de comer con moderación. Comemos para vivir, no vivimos para comer.

En el capítulo 4, Halajá 2 Maimónides se refiere a comer en exceso, en hebreo “ajilá gasá”, es decir, la gula.

4:2 “Uno no debe comer hasta que su estómago esté lleno. Más bien, [uno debe dejar de comer cuando] ha comido cerca de tres cuartos de su completa satisfacción.
 
En otras palabras, no es malo quedarse con un poco de hambre después de que hayamos terminado de comer. En realidad, es un hábito deseable.

Vivimos en una época en la que B “H mayoría de nosotros no tenemos problemas para tener comida en nuestras mesas. En Estados Unidos, por ejemplo, el principal problema relacionado con la salud pública no es la desnutrición (= no tener suficiente comida), sino el comer en exceso. La obesidad se ha convertido en epidémica y se dice que es el factor número uno que afecta negativamente la salud de millones de personas.

Maimónides dijo esto explícitamente hace más de 800 años:

4:15: “Comer en exceso es como veneno para el cuerpo de cualquier persona. Es la fuente principal de todas las enfermedades. La mayoría de las enfermedades que afligen a un hombre son causadas por alimentos nocivos o por llenar su estómago y comer en exceso, incluso alimentos saludables. Esto fue dicho por el Rey Salomón en su sabiduría: ‘El que guarda su boca y su lengua, previene su cuerpo del pesar’ (Proverbios, Mishlé, 21:23). ‘Guarda su boca’, se refiere a comer alimentos nocivos o comer en exceso. Y guarda ‘la lengua’ se refiere a hablar [de cosas] que no sean necesarias” (chismes, hablar negativamente de otros).

Dejé para el final de esta Halajá lo que considero que resume las ideas de Maimónides en lo que se refiere al  hábito de comer saludablemente. Aparte, es muy fácil de memorizar:

4:1 “Uno no debe comer, a menos que tenga hambre“.