9 de Ab: ¿Quiénes están exentos de ayunar en Tisha beAb?

0
598

Después de la destrucción del Bet-haMiqdash, los Profetas de Israel establecieron que el 9 de Ab sería declarado un día de Ayuno. En Tish’a be-Ab no comemos ni bebemos durante un día entero, similar a Yom Kippur.

El ayuno se lleva a cabo durante 24 horas,  este año desde la noche del lunes 31 de Julio hasta la noche del martes 1 de Agosto.

El ayuno de Tish’a be-Ab debe ser observado por todos aquellos que están en buena salud.

Excepciones:

Yoledet: Durante los primeros 30 días después del nacimiento o después de un aborto la mujer está exenta de ayunar el día 9 de Ab.

Mujeres embarazadas y lactantes: Similar a Yom Kipur, las mujeres embarazadas y lactantes observan este  ayuno. En el caso de un embarazo complicado o debilidad física, o si la mujer embarazada entiende que en su situación el ayuno afectará su salud o la salud de su bebé, deberá preguntarle a su médico antes del ayuno y proceder según el médico le recomienda. Si una mujer embarazada está ayunando y se siente mal, especialmente si tiene fuertes nauseas o algún otro signo de deshidratación, deberá interrumpir el ayuno y beber o comer inmediatamente. Sin embargo, si sufre un mareo o náusea leve, que desaparecen si se   sienta en un sofá o se recuesta en la cama, deberá continuar el ayuno, ya que esos síntomas se consideran normales. De cualquier manera, ya que cada caso y cada persona es diferente, lo más apropiado en estos casos es preguntar al rabino de la comunidad cómo proceder.  

Jolé She-en Bo Sakana: Las personas que sufren de una enfermedad crónica como diabetes, etc. o los pacientes que están bajo un tratamiento serio o alguien que tiene una fiebre alta, no deben observar el ayuno. En algunos casos, cuando no es posible ayunar por 24 horas los rabinos recomiendan tratar de ayunar desde el amanecer hasta el final del día, como si fuera el 17 de Tamuz o el 10 de Tebet.

Ancianos: Las personas mayores de edad deben consultar con sus médicos para asegurarse de que el ayuno no afectará su salud. Si el ayuno podría afectar su salud, estarán exentos del ayuno.

Menores de edad: Los niños menores de trece años de edad y las niñas menores de doce años están exentos del ayuno. A diferencia de Yom Kipur, no hay necesidad de que los niños ayunen por unas pocas horas. La razón es que mientras que en Kippur tratamos de educar a nuestros hijos a ayunar para iniciarse en el  proceso de teshubá (= arrepentimiento), no debemos educar a nuestros hijos menores de edad a llorar por el Bet HaMiqdash antes de que formalmente lo necesiten. Porque esperemos que éste sea el último año que lloramos por el Bet HaMiqdash, y así este iniciamiento será innecesario.

Cuando se le permite a una persona comer durante Tish’a be-Ab por razones de salud,  no tiene que hacerlo en pequeñas porciones, como en Yom Kippur. Sin embargo, uno debe comer sólo lo que sea necesario para su salud, y no por placer o en exceso.